Los nuevos pobres que dejará el coronavirus en Colombia

3 meses - Periodismo Ede Farkas 52
ARTICLE AD
Liliana Castilleja-Vargas

Liliana Castilleja-Vargas, economísta del BID.

Cortesía

POR:

junio 03 de 2020 - 11:09 p.m.

2020-06-03

2020-06-03

La pandemia tendrá un fuerte impacto social para Latinoamérica, exacerbando la pobreza y la desigualdad, lo que afecta a los más vulnerables de la región. No obstante, los más necesitados no serán los únicos que sentirán el golpe: la clase media es otro de los segmentos que está en riesgo. (Lea: El coronavirus exacerbará la desigualdad en Latinoamérica: BID)

Liliana Castilleja-Vargas, economista Especialista Sénior del Departamento de Países del Grupo Andino (CAN) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanza hoy el informe ‘La clase media andina frente al shock del Covid19’, cuyos resultados los comentó con Portafolio.

(Lea: Las economías se vuelcan a buscar ayuda multilateral)

¿Qué tan fuerte esperan que sea el choque en la economía social de Latinoamérica?



Esta crisis tiene dos componentes. El primero es la recesión global, que está afectando en precios de exportaciones, demanda de bienes, turismo y otros, lo que se sintió antes de la llegada del virus. Solo este efecto ya iba a implicar una caída en el PIB de 3,5%.

Pero no podemos dejar de lado a los efectos en sí de la pandemia, en particular del confinamiento requerido para frenar la propagación. Este segundo impacto implicará una caída adicional de 6,2% en los países andinos.

Esto va a tener impactos sociales. Hay un efecto de corto plazo por menores ingresos que va a afectar no solo a los más pobres, sino también a la clase media. Luego vendrá uno de mediano plazo, derivado de que tan lenta sea la recuperación y el desempleo.

¿Qué tan vulnerable es la clase media de la región?



La vulnerabilidad está asociada al riesgo de caer en la pobreza y al concepto de seguridad económica. La clase media son aquellos que obtienen ingresos entre US$5 y US$62 per cápita diarios (en paridad del poder adquisitivo de 2011), que a su vez se divide en dos: una vulnerable (entre US$5 y US$12,4), y la consolidada (US$12,4 y US$62).

Estos umbrales dan una probabilidad del 10% de caer en la pobreza como línea divisoria entre la seguridad económica y la vulnerabilidad.

De esta forma, estimamos que la clase media en los países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) promedia el 72,4% de la población, cerca de 20 millones de personas. No obstante, en promedio el 41% de la población es vulnerable (11 millones), se encuentra relativamente más expuesta a caer en situación de pobreza.



¿Cuáles son los principales riesgos que enfrenta este segmento de la población?



Existen varias razones, como las condiciones frágiles del empleo por los altos niveles de informalidad, así como la inestabilidad y esquemas de aseguramiento ante shocks adversos. El perfil de la clase media no es muy distinto al de los pobres, pues los informales también superan el 50%.

¿Cuántas personas están en riesgo de la pobreza?



Durante el periodo de confinamiento, incluso incorporando los apoyos de los gobiernos para amortiguar este shock, se observaría un deterioro en los estratos socioeconómicos, caracterizado por una movilidad social en descenso donde el segmento de la clase media consolidada y vulnerable se reducirían abultando el segmento de la pobreza. Nuestras estimaciones son de una reducción de las clases medias en esta región de unos 3 millones.

¿Es posible cuantificar este retroceso social?



Antes de la pandemia, los países andinos se habían convertido en economías con predominio de la clase media, aunque mayormente vulnerable. El retroceso dependerá de que tan lenta sea la recuperación.



¿Se puede lograr volver a los niveles previos a la pandemia de la covid-19?



El crecimiento es lo que más ha contribuido a la reducción de la pobreza, contribuye en promedio con el 70% de este logro en Latinoamérica y llega al 90% en algunos casos. Lo restante tiene que ver con factores redistributivos. Por lo tanto, se necesita seguir creciendo sostenidamente y seguir invirtiendo en segmentos como infraestructura, así como generar incentivos al sector privado.

La clase media es la base del consumo, ¿qué golpe supone su destrucción?



En efecto, si la clase media logra consolidarse, genera un círculo virtuoso de crecimiento con movilidad social sostenible, de lo contrario, se corre el riesgo de una reducción en los niveles de consumo e inversión no solo en bienes durables, sino también en capital humano, una de los motores de las economías.

¿Cómo ve la situación particular de Colombia?



En el caso específico de Colombia, nuestro análisis sugiere que durante el periodo de las cuarentenas estrictas, al considerar la interrupción de los ingresos laborales y compensando con los apoyos del Gobierno (familias en acción, jóvenes en acción e ingreso solidario), los segmentos de las clases medias (vulnerable y consolidado) se podrían reducir en más de 1 millón 800 mil personas, al pasar del 67,6% de la población al 63,8%.

En esta línea, la pobreza aumentaría en casi 30% a cerca del 34% de la población.

¿Cómo está frente al resto de la región andina?



Colombia es el segundo país andino donde podría aumentar más la pobreza (4 puntos porcentuales) durante el periodo de las cuarentenas. Además, la clase media consolidada cae menos de 3 puntos porcentuales.

Por su parte, ante el deterioro de los segmentos socioeconómicos, la clase media vulnerable de Colombia también se reduce (-1,1 puntos porcentuales) abultando el segmento pobre.

LAS ESTIMACIONES QUE MANEJA LA CEPAL



Según Simone Cecchini, oficial a cargo de la división de desarrollo social de la Cepal, “se proyecta un aumento de la pobreza de 4,4 puntos porcentuales hasta 34,7% de la región.

En concreto, se estima que lo hagan un 15% de los estratos bajos no pobres (23,8 millones de personas) y 2,5 millones de personas que pertenecían a los medios- bajos.

En 2020 habrá 483 millones de personas con ingresos solamente hasta 3 veces la línea de pobreza. Estamos hablando de alrededor un 78% de la población de Latinoamérica”.

Rubén López Pérez

En Twitter: @rlopezper

leer todo el artículo