Gobierno estudia soluciones para ayudar al sector del transporte intermunicipal

1 mes - Periodismo Ede Farkas 16
ARTICLE AD

Mayo 29, 2020 - 12:20 a. m. 2020-05-29 Por:

Redacción El País

El Gobierno Nacional anunció que está estudiando medidas de alivio para el sector del transporte intermunicipal de pasajeros en el país, tal como lo ha venido solicitando el gremio.

La Viceministra de Transporte, Carmen Ligia Valderrama Rojas, expresó que se está trabajando en la implementación de ayudas a través de Bancoldex, así como el fortalecimiento del trabajo coordinado con la Superintendencia de Transporte y la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional para fortalecer la lucha contra la ilegalidad.

Para este último punto, el Gobierno solicitará el acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación.

La funcionaria reiteró que el Ministerio de Transporte ha venido trabajando en la adopción de medidas que brinden ayudas y alternativas al sector para hacer frente a los efectos de la pandemia derivada del Coronavirus.

Puede leer: "Llevamos 60 días sin ingresos económicos": Transporte intermunicipal pide aval para trabajar

Los transportadores insisten en que están listos para reiniciar actividades en junio y que cumplen con los protocolos de bioseguridad.

“Estamos viviendo una situación muy crítica y ya no hay recursos para seguir sobreviviendo. Por eso le pedimos al Gobierno Nacional que escuche nuestras peticiones porque nos sentimos olvidados”, explicó Jorge Jaramillo, uno de los líderes del sector en el Valle del Cauca y gerente de la empresa Expreso Palmira.

¿Qué propone el sector al Gobierno?



1- Que permita la reactivación del transporte intermunicipal a partir del 1 de junio en todas las rutas (medianas y largas), pues el sector ya cumple con todos los protocolos sanitarios exigidos.

2- Que se le apruebe una línea de crédito directa con Bancoldex, es decir, que no haya intermediarios de la banca.

3- Apoyo para que se apruebe un periodo de gracia a los créditos que se les desembolse a las empresas.

4- Que haya una reducción en los precios de los combustibles.

5- Que el Gobierno le haga una reducción en el cobro de peajes.

6- Que se amplíe el Programa de Apoyo al Empleo Formal a los trabajadores a quienes las empresas tuvieron que suspender los contratos por falta de ingresos.

7- Y que se fortalezcan los controles al transporte ilegal.

Cifras del transporte de pasajeros



De acuerdo con el señor Jaramillo, más de 700.000 familias del país viven del transporte intermunicipal de pasajeros por carretera.

El sector completó dos meses paralizado. El 97 % de su operación está frenada por cuenta de la pandemia. El 3% restante opera en rutas cortas que no superan los 30 kilómetros.

La industria la conforman 536 empresas, las cuales han dejado de percibir alrededor de $7.000 millones diarios durante la cuarentena.

La preocupación es cada vez mayor, dijo Jaramillo, porque muchas de ellas, a pesar de mantener sus nóminas durante el primer mes y medio de inactividad, hace algunos días tuvieron que suspender los contratos al 70 % de sus empleados, por no tener cómo pagarles salarios y honorarios.

“El drama de este importante sector del transporte, que cada año moviliza cerca de 550 millones de pasajeros en todo el país -en comparación con los 40 millones que mueve el transporte aéreo-, se resume en la crisis social que hoy viven los más de 125.000 empleados directos y 600.000 indirectos”, explicó.

En el Valle del Cauca y en el Cauca operan 38 empresas de transporte de pasajeros por carretera. El sector lleva frenado dos meses, pero está listo a reiniciar operaciones.

Anotó que por lo menos 70.000 conductores no tienen cómo llevar comida a sus hogares, debido a la parálisis del sector.

“También están afectados miles de pintores, vigilantes, latoneros, mecánicos, llanteros, restaurantes, personal de las 41 terminales de transporte y de oficinas municipales de despacho, entre otros; hay 50.000 pequeños propietarios de algunos de los 41.000 vehículos que prestan el servicio, que invirtieron su capital familiar para comprar un bus a crédito, y hoy están a punto de perderlo por falta de ingresos”, señaló.

Por otro lado, los transportadores advierten que resulta injustificada la estigmatización por parte de algunos alcaldes y gobernadores que ven con desconfianza la reactivación del transporte intermunicipal, al considerarlo un riesgo potencial de propagación del Covid-19, ya que debe movilizar usuarios provenientes de ciudades con alto número de contagios.

Sobre la biosseguridad



Ñas empresas ya tienen listos estrictos protocolos de bioseguridad (control de temperatura y desinfección) y distanciamiento físico en los vehículos (sillas intercaladas), con el fin de ofrecerles a los usuarios un viaje seguro.

Sin embargo, para garantizar el distanciamiento de los usuarios, los transportadores deben despachar los vehículos con menos pasajeros (50%), lo que seguirá agravando la crisis económica, ya que esta práctica hace inviable la operación financiera de las empresas, afectando también el bolsillo de los usuarios con alzas de más del 100% en los tiquetes, a menos que el Estado subsidie una parte de la tarifa, precisó Jaramillo.

leer todo el artículo