Galería Santa Elena, que genera ingresos por $150 mil millones mensuales, cerrará por Covid-19

1 mes - Periodismo Ede Farkas 20
ARTICLE AD

Mayo 31, 2020 - 11:55 p. m. 2020-05-31 Por:

Redacción de El País

La plaza de mercado de Santa Elena de Cali es reconocida en todo el suroccidente del país, incluso un poco más. A ella llegan mensualmente 20.000 toneladas de alimentos de Bogotá, de Boyacá, del Eje Cafetero, de Nariño, del Cauca y por supuesto de varios municipios del Valle del Cauca.

Además es reconocida como el gran centro de abastecimiento de comida en toda la ciudad, no solo por la cantidad de alimentos que llegan, sino por la calidad, variedad y precios competitivos. Santa Elena es el centro de acopio de casi el ciento por ciento de las tiendas, pequeños y medianos supermercados de Cali, así como de restaurantes y cafeterías.

“Le puedo decir sin temor a equivocarme que la galería es la principal reguladora de los precios de los alimentos en Cali”, dice Miguel Ángel Muñoz, un caleño de 55 años de edad que los últimos 20 años lo ha dedicado a administrar esa plaza de mercado.



Agrega que llegó en el año 2000 a manejarla. En ese entonces tenía un nivel de endeudamiento alto y una pobre administración. Hoy, sus deudas están en cero, cumple con todos los proveedores y el pago de los servicios públicos. “Y a pesar de la cuarentena les paga cumplidamente a los trabajadores”, comenta.

Sin embargo, todo indica que hoy se verá obligada a cerrar su puertas por orden de la Alcaldía de Cali, en razón a que es un foco del contagio del coronavirus y la Administración no quiere poner en riesgo la salud de la comunidad que va a mercar allí.

Lea también: Gremio empresarial del Valle pide al Gobierno permitir apertura de más sectores de la economía

Sobre ese particular, el señor Muñoz sostiene que la galería cumple con los protocolos de bioseguridad y añade que “dentro de las instalaciones de la plaza los trabajadores usan tapabocas, desinfectante y gel antibacterial, entre otros elementos del protocolo. Pero una situación muy diferente es lo que sucede afuera de la plaza, donde están los vendedores ambulantes, y en ese sector no tenemos inferencia. Esa parte la debe intervenir la Alcaldía, que es la autoridad que vigila y controla el espacio público”.

20.000 toneladas de alimentos llegan a Santa Elena cada mes de diferentes regiones del país.

“La Administración Municipal dejó pasar casi toda la cuarentena para hacer la intervención del espacio público que rodea la galería y apenas la semana pasada vino a anunciarnos que la cerraba, cuando no ha hablado conmigo o algún vocero de la Asociación de Concesionarios de la Plaza de Mercado. El Alcalde se reunió de manera improvisada con las personas que trabajan afuera de la galería y como el diálogo no fue el mejor, determinó cerrar la plaza”.

Muñoz señala que está dispuesto a conversar con el alcalde Jorge Iván Ospina o con la persona que delegue y mostrarle que la plaza está cumpliendo las medidas, con el ánimo de que eche para atrás el cierre de la galería por nueve días.

18.000 metros cuadrados tiene de área la galería y está conformada por 500 locales comerciales.

El gremio de los comerciantes organizados, Fenalco, Valle del Cauca, informó que respeta las decisiones del gobierno, pero es partidario de que las partes puedan tener un acercamiento.

Octavio Quintero, presidente de la Junta Directiva de Fenalco, Valle, señaló que Santa Elena “constituye la despensa de la mayoría de los habitantes de Cali, como epicentro de acopio de la oferta campesina; siendo testimonio vivo de la diversidad propia de nuestro pueblo colombiano, de sus procesos migratorios, de su pasado y presente rural campesino y aborigen”.

Más cifrasLa plaza de mercado Santa Elena genera ingresos mensuales del orden de $150.000 millones. Cada mes llegan 20.000 toneladas de carga de varias regiones del país.

En promedio, diariamente unos 300 camiones descargan alimentos básicos de la canasta familiar.

La galería cuenta con un área de 18.000 metros cuadrados y la conforman 500 locales. Está ubicada en el barrio que lleva su nombre; entre las carreras 29 B y 31 y entre calles 23 y 24.

En ese espacio laboran de manera directa 1.454 personas y alrededor de 5.000 de forma indirecta.

De este último grupo hacen parte bodegueros, cargueros y aquellos que laboran en ventas informales, entre otros. Ninguno tiene horario de entrada o de salida. Laboran las 24 horas.

En otras palabras, Santa Elena no para, funciona 24 horas. Desde la 3 de la tarde y hasta las 4 de la mañana ingresan los alimentos. De las 3 de la mañana a las 7 de la mañana llegan a abastecerse los tenderos de la ciudad y después de las 7 de la mañana y hasta las 3, van los hogares.

leer todo el artículo