Ella es Juana Ruiz, la líder social amenazada por violentos en Bolívar

4 semanas - Periodismo Ede Farkas 18
ARTICLE AD

Diversas voces se han unido al repudio que generaron las amenazas de las cuales  fue blanco la líder social de los Montes de María, Juana Alicia Ruiz, fundadora de las Tejedoras de Mampuján.

Juana es la líder del grupo de mujeres que alzó el premio nacional de paz en el año 2015.

"Pido su ayuda para hacer visible a Juana Ruiz, maravillosa líder social de Mampuján, que está recibiendo fuertes amenazas desde anoche", señaló en sus redes sociales el periodista Daniel Samper Ospina.

"El Estado no puede permitir más amenazas ni hechos de violencia contra nuestros líderes y lideresas sociales como Juana Ruiz, símbolo de las Tejedoras de Mampuján y de los hombres y mujeres que desde los territorios trabajan por la paz de Colombia", expresó el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo.

(Le recomendamos leer: Las zonas rosas de las capitales lanzan SOS para evitar desaparecer)

En diálogo con EL TIEMPO, la líder social señaló que hoy siente el apoyo del país y que su trabajo por las comunidades menos favorecidas continúa.

"Me llamó un hombre que dice ser comandante del Clan del Golfo y que quiere hablar conmigo. Además, en los últimos días hombres que no son conocidos en la región han merodeado mi casa", señaló la líder desde Mampuján, en el municipio de Maríalabaja (Bolívar).

El Estado no puede permitir más amenazas ni hechos de violencia contra nuestros líderes y lideresas sociales como Juana Ruiz, símbolo de las Tejedoras de Mampuján y de los hombres y mujeres que desde los territorios trabajan por la paz de Colombia. #SOSJuanaRuiz #LideraLaVida https://t.co/uE0jV7bzBL

— Fernando Carrillo F. (@fcarrilloflorez) June 4, 2020

Juana Alicia Ruiz y las tejedoras de Mampuján fueron ganadoras del Premio Nacional de Paz ahce cinco años en la categoría comunidad.

"Hoy siento en carne propia la tragedia que viven nuestros líderes sociales en el país, ante una amenaza", señala Juana Ruiz.

Gracias a Juana, el país y el mundo conocieron la lucha de La Asociación Tejiendo Sueños y Sabores de Paz, de la región de los Montes de María. 

"A los violentos les digo que los líderes de paz no tenemos nada que hablar con ellos, ni establecer ningún acuerdo con grupos ilegales y al margen de la ley", sostiene la mujer.

(Lea también: Mujer de 91 años se curó del covid-19 y sorprendió a todo el hospital)

Juana Alicia ha sido la voz de un centenar de mujeres en los Montes de María que fueron abusadas por guerrilleros y paramilitares en medio de una guerra injusta que las tomó como botín de guerra.

"Durante la pandemia nos hemos dedicado a confeccionar tapabocas y a gestionar mercados para las comunidades menos favorecidas en esta región de los Montes de María", suma la líder.

Las tejedoras de Mampuján representan a miles de mujeres de los Montes de María que fueron desplazadas y víctimas de violencia sexual.

La obra de Juana y sus tejedoras

Para sanar el dolor de la guerra, ellas tejen tapices hechos con retazos sobre tela.

El resultado, decenas de cuadros multicolores donde, en un acto para la memoria histórica del país, han plasmado la violencia que dejaron los paramilitares en los Montes de María entre 1997 y el 2004.

En sus obras también han expresado la diáspora de la raza negra que llegó como esclava al Caribe.

Puntada tras puntada, Juana Alicia y las tejedoras de Mampuján encontraron un camino de sanación y perdón para esos años que dejaron cruentas masacres y desplazamiento.

"Nuestro trabajo lo hemos llevamos a otras regiones del país donde hemos enseñamos esta técnica de sanación a víctimas de la violencia, como Antioquia, Córdoba, Chocó, Bogotá, Llanos Orientales y Bolívar", recuerda esta carismática líder.

(Le puede interesar: El plan de Cartagena para recoger a tiempo los muertos por coronavirus)

TEJEDORAS

Juana Alicia Ruiz, derecha. 

Foto:

Cortesía Fundación BAT

Del dolor de la guerra a una obra de arte sobre tela

'Mampuján, 10 de marzo del 2000, día de llanto’ fue el primer cuadro que confeccionaron las Tejedoras de Mampuján.

Con retazos cuidadosamente armados, este tapiz representa la tarde cuando hombres armados del bloque paramilitar Héroes de los Montes de María, de las Autodefensas Unidas de Colombia, incursionaron en Mampuján.

"Ese día señalaron a todo el pueblo de ser auxiliador del frente 37 de Las Farc y reunieron a la gente en la plaza con la orden de exterminarlos. Entrada la noche, ellos recibieron otra instrucción por radio, cambió la orden y se marcharon, pero las 245 familias de Mampuján fueron obligadas a un doloroso desplazamiento forzado", narra ella con lágrimas que la llevan a su pasado.

Los agresores les permitieron a los habitantes quedarse esa noche, pero temprano todos se tuvieron que ir, porque les advirtieron que al día siguiente volvían para quemarlo todo; y así lo hicieron.

Resiliencia: es la capacidad que tenemos los seres humanos de superar situaciones traumáticas y transformar el dolor, la frustración, y sobreponernos a la barbarie

En la misma jornada de terror, los paramilitares, al mando de Úber Enrique Banques Martínez, alias Juancho Dique, y Edward Cobos Téllez, alias Diego Vecino, siguieron su periplo de muerte y escalaron hasta la vereda Las Brisas, en la alta montaña, y allí, en un quiosco, que servía de centro de encuentro comunitario, asesinaron a 11 campesinos con las más feroces prácticas de sevicia.

Ya lo habían hecho 20 días atrás en el corregimiento de El Salado, en el Carmen de Bolívar, en donde dejaron más de medio centenar de muertos entre el 16 y 21 de febrero.

La mayoría de familias de Mampuján regresaron cuatro años después y se instalaron en la cabecera municipal del municipio de MaríalaBaja. Con tablas, plásticos, latas o como pudieron, levantaron ranchos.

"Resiliencia: es la capacidad que tenemos los seres humanos de superar situaciones traumáticas y transformar el dolor, la frustración, y sobreponernos a la barbarie. Hoy más que nunca somos mujeres resilientes", suma Juana.

      

    

JOHN MONTAÑO

Redactor de EL TIEMPO

​Cartagena

​En Twitter: @PilotodeCometas 

leer todo el artículo