El Pacífico llora por Adriano Alegría, maestro de marimba y luthier que falleció el domingo

2 meses - Periodismo Ede Farkas 29
ARTICLE AD

Junio 01, 2020 - 03:27 p. m. 2020-06-01 Por:

Redacción de El País

El maestro Adriano Alegría, marimbero, luthier, sabedor de Timbiquí, el más longevo de la comunidad de Santa Bárbara de Timbiquí, falleció la noche del domingo después de haber sido internado en el hospital de ese municipio desde hace varios días por problemas de salud. La noticia de su fallecimiento se conoció a las 8:00 p.m.

“El músico vivía en la vereda de La Calle del Pueblo, en Santa Bárbara, zona urbana del río Timbiquí. Y allí, en su casa tenía los brazos abiertos para recibir a todos los que querían obtener sus conocimientos o aprender de las músicas de marimba”, cuenta la maestra Nidia Góngora.

Lea dos cuentos breves del poeta peruano Luis Enrique Amaya

Él, por su parte, narraba que había aprendido a tocar la marimba, en los viajes que hacía para Guapi y para el Nariño. Desde muy joven aprendió a tocar dicho instrumento de forma natural, empírica, y en uno de esos recorridos se acercó a un pueblo cerca a Guapi y entró a una fiesta donde escuchó cómo sonaba la marimba y, extasiado, se fue a su casa y empezó a construir la suya.

Desde entonces se dedicó a construir marimbas y a enseñar a la comunidad dicho arte, tanto de fabricarlas como de tocarlas. De ahí que la mayoría de los marimberos que hay en Timbiquí fueron alumnos de don Adriano. Hablaban mucho con él y le pedían consejo.

Incluso dos de sus hijos heredaron su talento para interpretar el llamado piano de la selva o marimba. Uno de ellos, Andrés Alegría tocaba con él.

Según sus más cercanos, fue un gran ser humano, un hombre honesto, noble, un maestro. En su casa, en la parte de atrás tenía una finca grande en la que cultivaba productos de la región, como papa china.

“Cada que iba a Timbiquí lo visitaba para conversar con él. A mediados del año pasado le hicimos un homenaje al maestro Adriano, porque es uno de los marimberos más importantes de la comunidad y nunca antes se había hablado de su vida y obra. Se le hizo el tributo con Cali Creativa y quedó registrado”, cuenta Nidia Góngora.

El sueño del músico era poder grabar un disco. Estaba haciendo toda la gestión. Este año se iba a realizar esta producción en Cali, pero debido a la pandemia y al aislamiento no fue posible. “Estoy triste porque no se le pudo cumplir su último deseo, pero queda el legado de todo lo que él en vida ofreció, enseñó y transmitió”, dice Nidia.

“Él y el maestro Faustino García fueron los marimberos más importantes de la comunidad. De hecho tocaban juntos. Cuando murió García, contaba don Adriano que sintió mucha tristeza y nostalgia porque quedó él solo con esa labor en Santa Bárbara”, agrega Nidia.

Si bien hay otros marimberos legendarios en Santa María, en todo el municipio de Timbiquí y en Santa Bárbara, él era el maestro marimbero y luthier más importante.

Hoy el Pacífico llora al maestro que tendrá que ser despedido bajo estrictos protocolos de bioseguridad debido a la pandemia del coronavirus. Muchas generaciones le deben su saber en torno a la marimba al maestro Alegría.

leer todo el artículo