Desde los 5 años, niños trabajan como camareros, vendedores y en aseo

1 semana - Periodismo Ede Farkas 13
ARTICLE AD

En el último año, 22.659 menores estaban trabajando en Cali. De ese número, con edades entre 5 y 17 años, 7.741 (34,2 %) eran vendedores o comerciantes y 4.946 más, camareros, meseros, lavanderos, limpiadores o en trabajos similares y de servidumbre que no deberían desempeñar.

Deberían disfrutar su niñez y su adolescencia, bajo la protección de sus familias y del Estado para garantizar su bienestar.

(Lea también: Reconocido abogado ganó tutela contra los perfilamientos del Gobierno)

Fue en 2019 que la tasa de trabajo de niños y niñas, de entre 5 y 14 años (2,2 %), en Cali fue mayor a la de Bogotá, Barranquilla, Medellín y Manizales. La tasa de menores, con edades entre 12 y 17 años, en Cali fue la segunda más alta (12,4 %). La primera se registró en Bucaramanga.

Este es parte de todo un análisis que recogió el programa ‘Cali Cómo Vamos’ (CCV) para evaluar el panorama del trabajo infantil.

La secretaria de Bienestar Social de Cali, Fabiola Perdomo, hizo un llamado para las campañas de erradicar el trabajo infantil, entendiendo la problemática como una consecuencia derivada de la pobreza, la violencia y la explotación.

(Lea también: Gobernadora del Valle informa que le diagnosticaron cáncer linfático)

La subsecretaria de Poblaciones y Etnias municipal, Johana Lara Satizábal, dijo que en marzo, en la Terminal de Transportes, y en las avenidas Las Américas, Tercera Norte y del Río se identificaron, unos 30 grupos familiares, y 62 niños y adolescentes.

De acuerdo con el Departamento Nacional de Estadística (Dane), Cali tenía hasta el año pasado, 488.839 menores con estos rangos de edad. En la capital vallecaucana, el 19,1 por ciento de todos los habitantes son menores.

Es en Cali, donde los niños, las niñas y los jóvenes hasta los 17 años, partiendo desde los 5, viven en hogares conformados por un promedio de 4,6 personas, cifra que al compararla con otras ciudades capitales del país es igual a Bogotá, pero inferior a Barranquilla y Bucaramanga, pero superior a Medellín y Manizales.

(Lea también: Rogar perdón con pasacalles a una mujer le saldrá caro a su autor)

Según el análisis de CCV, el fenómeno aumentó en la ciudad, al comparar el 2019 con el 2018. Fue hace dos años, cuando había 17.500 niños, niñas, adolescentes y jóvenes en labores, ya sea presionados por algún tipo de red delincuencial o ilegal, o por la situación económica de sus familias. Así que el aumento fue de 5.159, el 0,9 puntos porcentuales.

El 21,8 % estaba en trabajos de servicios; el 15,3 % han sido operarios, artesanos, trabajadores de industria, construcción y minería. Hubo, además, un 14,4 % que no informó. Otro 4,9 % estuvieron como técnicos; 4,6 %, como trabajadores no calificados; 3 %, como personal administrativo y similares; y 1,9 %, trabajadores agropecuarios y forestales.

Del total de trabajadores infantiles, 8,263 (36,,5 %), eran niños con edades entre los 5 y los 14 años.

De toda la población, el porcentaje de niños y jóvenes con edades entre los 5 y los 17 años es mayor en Cali que la que hay en Bogotá, Manizales, Bucaramanga y Medellín.

Cali tiene una tasa de trabajo infantil mayor a Bogotá (2,1 %), Barranquilla (2,5 %) y Medellín (3 %).

CALI

leer todo el artículo