¿Están los clientes enamorados de tu marca?

3 days ago 27

¿Están los clientes enamorados de tu marca o se están bajando Tinder?

Redacción

Escrito por Redacción 24 noviembre del 2022 a las 14:28

Mantener la chispa con el consumidor resulta un reto complejo en una actualidad dominada por la alta competencia y la crisis económica. Por tanto, ¿cómo podemos enamorarles?

Las marcas tienen un gran reto por delante para enamorar al consumidor. Un mercado cada vez más atomizado, con competencia que centra sus inversiones en captación de clientes, y en concreto, en aquel que alguna vez fue tu cliente. Un consumidor cada vez menos fiel, que recibe más de 5.000 impactos publicitarios al día y que ya, ni oye ni escucha, y en el que tienes que esforzarte mucho para salir del “ruido” y ganarte un punto de su “share de atención”. Un entorno de crisis económica que favorece un cambio de comportamiento de consumo, que provoca mayor sensibilidad al precio y a las promociones.

“Mantener la chispa entre marca y consumidor es cada vez más complicado cuando entra en juego el precio”. Pero, siempre hay un pero… En este entorno tan incierto, hay un camino un poco más estable. El camino de la fidelización.

Mantener a ese cliente que una vez transformó todas tus inversiones como marca en conversión. Aquel cliente con el que surgió la chispa, y que ya fuese por tu producto, por tus valores, porque se lo recomendaron o por aquello que le contaste en tu campaña de captación, te compró una vez.

Captar un cliente nuevo, cuesta 7 veces más que mantener a ese que te compró. Cuídalo, enamóralo, porque tiene un 70% de probabilidades de volver a comprarte, y a medida que va aumentando la repetición, la probabilidad es mucho mayor. Y esto, va de ROI

No dejemos que nuestros clientes pronuncien la típica frase de «no eres tú soy yo, ya no nos entendemos como antes».

Saquemos brillo a los clubs de fidelización, esos clubs de fidelización que en su día captaron clientes para freírles a Newsletters y pongámoslos en el lugar que se merecen.

Dale valor a tu club con un plan estratégico que lo convierta en un club que mola, donde tiene un valor pertenecer a él. Un club que premia la antigüedad, la prescripción, el gasto total a lo largo del año. Un club que ofrece experiencias, y promociones que realmente valora cada uno de sus miembros.

Es una relación win to win, donde el usuario se debe ver beneficiado por asociarse, y la marca obtiene conversión y datos. Datos que son oro y que hay que transformar en información. ¿Qué activaciones funcionan mejor y dónde? ¿Qué perfil tiene mi target? ¿Cómo reaccionan si les pido opinión ante un nuevo lanzamiento? ¿Cómo me recomiendan a sus amigos o familiares? ¿Cómo son de sensibles a mis campañas? Cuidemos a aquel cliente que vio algo diferente y confió en nosotros. Aquel cliente que una vez nos dio una cita. Sácale a bailar, re-enamóralo, diviértelo, porque si no, vendrá alguien de la competencia y lo hará por ti.

Fidelizar en tiempos de infidelidad es posible, no dejemos que se apague la chispa con nuestros clientes

Susana Sebrango, CEO de People

Read Entire Article