Elon Musk asegura que Twitter no será un semillero de odio

1 month ago 684

Elon Musk promete a los anunciantes que Twitter no será un semillero de odio

Elon Musk asegura que Twitter no se convertirá en "un lugar de los horrores" donde cualquier cosa pueda decirse sin consecuencias.

Puede que la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk no hay sido finiquitada aún, pero el empresario sudafricano habla ya en calidad de máximo responsable de la red social y ha remitido una carta abierta a los anunciantes de la que será (o eso parece) su nueva empresa. En la misiva el CEO de Tesla da cuenta de su motivación para adquirir Twitter por 44.000 millones de dólares y desmiente que la red social del pajarito vaya a convertirse en un semillero de odio con él al mando.

Musk asegura en la epístola que Twitter no se convertirá en «un lugar de los horrores» donde cualquier cosa pueda decirse sin consecuencias. Según el multimillonario, Twitter será una plataforma abierta donde se dará la bienvenida a todos (aunque no habrá barra libre en lo que se refiere a la libertad de expresión).

Conviene recordar que Musk había justificado previamente la compra de Twitter para dar fuelle a la libertad de expresión, motivo por el cual los más críticos se habían mostrado preocupados por el futuro de la red social que, con la moderación de contenidos eventualmente mermada, podría dar fuelle al odio y terminar espantando en último término a los anunciantes.

El acuerdo para la compra de Twitter por parte de Elon Musk estaría a la vuelta de la esquina

Lo cierto es que Twitter y Elon Musk no han anunciado aún de manera oficial ningún acuerdo para la adquisición de la red social, pero el hecho de que el CEO de Tesla se esté inmiscuyendo ya en la dirección de la compañía y hablando en su nombre sugiere que el cierre de la transacción sería inminente.

El acuerdo debe rubricarse mañana antes de las 11 de la noche. De lo contrario, Elon Musk y Twitter están abocados a verse las caras en los tribunales, tal y como dictaminó hace unas semanas la jueza al frente del caso.

Inicialmente Musk se comprometió a comprar Twitter el pasado mes de abril, pero en julio decidió suspender la adquisición alegando que la red social había quebrantado los términos del acuerdo por mentir deliberadamente sobre la proporción de cuentas «fake» en sus dominios. A continuación, Twitter demandó a Musk y se fechó un juicio en octubre para tratar de resolver el caso. Cuando el juicio está a punto de iniciarse, y temeroso quizás de morder el polvo en los tribunales, Musk cambió de tercio y retomó sorprendentemente la adquisición de Twitter.

">
Read Entire Article