Benefician a víctimas de desplazamiento en Nariño

2 meses - Periodismo Ede Farkas 16
ARTICLE AD

Aproximadamente 2.021 familias víctimas de desplazamiento forzado que hicieron parte del programa de Prosperidad Social de retorno y reubicación, Familias en su tierra, comenzaron a recibir bonos canjeables por alimentos en el marco de la emergencia que se vive por el Covid-19.

La actividad inició en el municipio de Samaniego, donde se entregaron 638 bonos a familias dispersas en 38 veredas de los corregimientos Tanama, Salado, Motilón, Guadual, Puente Tierra, Cartagena y Mosquera, quienes pudieron cambiarlos por alimentos gracias a la operación organizada y ejecutada con ayuda de la Alcaldía de ese municipio, Policía, bomberos y el hospital local.

Los bonos fueron gestionados a través de la alianza entre el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y Corprogreso; organización que tuvo a cargo la operación de la sexta versión del programa Familias en su tierra en Nariño, que inició su fase final a comienzos de este año.

Los alimentos pudieron ser llevados gracias al apoyo de la Alcaldía que facilitó la logística de transporte. Antes de iniciar las jornadas se tomaron medidas preventivas: la Secretaría de Salud capacitó al personal que hizo las entregas y al proveedor, con la correspondiente provisión de elementos de bioseguridad. Los bomberos participan en la desinfección de los camiones y elementos utilizados en las jornadas.

El reparto se extenderá a corregimientos y veredas de los municipios Policarpa y Leiva, y, como en Samaniego, incluirá a algunas familias no participantes del programa, que igualmente se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Familias en su Tierra es un programa de Prosperidad Social dirigido a hogares desplazados, retornados o reubicados, para apoyarlos en la ruta hacia su estabilización socioeconómica.

En Nariño, durante la intervención que está terminando, fueron acompañados 3.202 hogares ubicados en 5 municipios: El Tablón de Gómez, Leiva, Policarpa, Samaniego y San Lorenzo.

“Para nosotros es gratificante que nuestro programa Familias en su tierra haya servido para identificar y llegar a estos más de 2.000 hogares en condición de vulnerabilidad en el departamento. Familias que no solo están siendo afectadas por la pandemia sino también por la pobreza y la violencia que han sufrido y que están tratando de superar”, expresó la directora general de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero.

leer todo el artículo